"El mundo de las artes plásticas es un carnaval"



Mario Vargas Llosa disertó en la última asamblea general de la Sociedad Interamericana de Prensa que se reunió en Madrid y entre los temas tocados, política, sexo, literatura, cine, no faltó el de las artes plásticas. Sobre el tema dijo:

(...) En cuanto a las artes plásticas, ellas se adelantaron a todas las otras expresiones de la vida cultural en sentar las bases de la cultura del espectáculo, estableciendo que el arte podía ser juego y diversión, y nada más. Revolucionó los patrones artísticos del Occidente estableciendo que un excusado era también una obra de arte si así lo decidía el artista. Todo fue posible en el ámbito de la pintura y escultura, hasta que un millonario pague 12 millones y medio de euros por un tiburón preservado en formol en un recipiente de vidrio.


Davis Hirst sea hoy reverenciado no como el extraordinario vendedor de embaucos que es, sino como uno de los grandes artistas de nuestro tiempo. Tal vez lo sea, pero eso no habla bien de él, sino mjuy mal de nuestro tiempo. Un tiempo donde el juego y la bravata, el gesto provocador y despojado de sentido pasan a veces por la complicidad de las mafias que controlan el mercado del arte y los críticos cómplices o papanatas a coronar falsas obras y otorgar el estatuto de artista a ilusionistas.


En nuestros días en que lo que se espera de nuestros artistas no es el talento ni la destreza sino la bravata y el desplante, sus advenimientos no son más que las máscaras de un arte revolucionario que se ha vuelto moda, pasatiempo, juego, un ácido sutil que desnaturaliza. En las artes plásticas la frivolización ha llegado a extremos aberrantes. La desaparición de mínimos consensos sobre los valores estéticos hacen que en ese ámbito reina la confusión y reinará por mucho tiempo, pues ya no es posible discernir con una cierta seguridad que es tener talento o carecer de él, que es bello y que es feo, que obra representa algo nuevo y durable y cual no es mas que un fuego fatuo. Esa confusión ha convertido el mundo de las artes plásticas en un carnaval donde genuinos creadores y vivillos y embusteros andan revueltos y es a menudo muy difícil diferenciarlos.(...)

Mario Vargas Llosa 

(novelista y ensayista)

 Diario La Capital, 19 de Octubre de 2008

 Me preocupa mucho la relacion del arte contemporáneo con el público espectador. Las obras de arte que se están produciendo en la actualidad generalmente no atraen ni generan aprobación en la mayoría de los espectadores. Existe dificultad de comprensión en el común de la gente y en muchos casos, tambien en personas con algún conocimiento del arte. Voy a recopilar opiniones de intelectuales sobre el arte actual para mostrarlas en este espacio, ya que es un tema que obviamente me interesa por pretender ser artista HOY.



1 comentario:

Catriel Torres dijo...

"que obra representa algo nuevo y durable y cual no es mas que un fuego fatuo"
No se si hoy por hoy la idea es que la obras de arte perduren...

Y me pareceq que es "Demian Hirst" no "Davis".
Personalmente la obra de Hirst me produce un sonrrisa, no me disgusta, me divierte.Hay fijarse en el conjunto de su obra. Con buscar en internet alcanza, porque no es un pintor.
Es muy variada la obra de Hirst y se ve que es un tipo que no tiene miedo de cambiar.Al lado de él los otros artistas de su ambiente paracen muy monótonos.
Me gusta porque no es tan intelectualozo como sus amigos, en general es muy directo, y sus obras impactan inmediatamente, deven verse bien en las galerias, más que nada los bichos en formol.
Gracias por comentar en mi blog.
besos.Catriel.